Feed del blog

Cortometraje en septiembre 2021

Sí, en septiembre de este año me plantié hicer un vídeo sobre el cumpleaños de un amigo, fue una experiencia muy enriquecedora porque grabé con una cámara de pequeña, de las digitales, también fue algo muy emotivo porque por primera vez fui al mar, vi nuevos paisajes y conocí San Juan del Sur.

Me encanta hacer vídeos, es algo muy especial para mí porque el tiempo pasa y pasa, con los vídeos puedo crear un recuerdos de gran valor porque sin importar cuantos años hayan pasado, el recuerdo plasmado no pierde calidad, ni colores, ni la magia.

El momento de reinventarme

El por qué he estado callado todo este tiempo...

El 02 de enero desperté y me di cuenta de que ya no tenía mis cámaras, ni las computadoras, ni la ropa, ni nada, pero igual como es la vida de irónica, entonces así tomé las cosas, de todos modos, esa no era la primera vez que iniciaba desde cero ni tampoco fue la primera vez que perdí todo.

Había que priorizar y como saben lo primero fue trabajar en la casa para levantarla, hacer todo lo posible para que funcionara de nuevo el CAFÉ DE LAS SONRISAS y de ahí volver a luchar por tener el equipo de grabación y de alguna manera reiniciar mis proyectos.

Que hice

Para finales de mayo del 2020 estábamos avisados de que el trabajo entraría en pausa por un tiempo desconocido, efecto de la pandemia y la cuarentena que a nivel mundial se vivió y como es normal en los adultos, mi mente comenzó a maquinear sobre qué sería de mi vida, de qué podría trabajar y vivir, entonces con unos ahorros busque una laptop usada para ponerme al día.

Con una laptop en pedazos y con muchas ganas de salir adelante me puse a jugar con el ilustrador, programa con el cual tengo un certificado avalado por Adobe, busqué muchas referencias en internet para ponerme retos sobre ilustración y así desarrollar habilidades, planteándome cada día hacer una ilustración diferente, fuera un logotipo, dibujos de personas o paisajes.

En la medida que pude fui mejorando, obteniendo más practica y a su vez pude colaborar con amigos para darle forma a sus ideas y así crear logotipos para sus emprendimientos.

Que haré

En esta nueva etapa estoy colaborando con MENTORING MEDIA y otros proyectos donde puedo poner a prueba las diferentes habilidades que he adquirido con el pasar del tiempo también pienso que es el momento de enseñar para transmitir los conocimientos y experiencias que he vivido para ahorrar los tropiezos a todas las personas que quieran comenzar y adentrarse a este mundo de ser documentalista.

Tengo la autoridad moral de creer que cualquiera que quiera comenzar en esto y tenga a disposición un celular, ya tiene resuelto el 80% de lo necesario, el otro 20% se consigue con disciplina y constancia para que, en cada vídeo, diferentes proyectos y etapas de la vida vaya mejorando.

El momento que lo cambió todo

Estaba preparando varios vídeos, iba a terminar el primer curso de cine experimental que impartía, preparaba varios proyectos cuando un incendio devoró mi casa el 01 de enero del 2020, fue un cambio muy brusco e impactante, en muy poco tiempo ver como el fuego devoraba todo y no podíamos hacer nada más que lanzar pequeños baldes de agua.

Los días después nos tocó remover escombros y limpiar mientras intentabamos conseguir fondos para volver a construir.

Recibimos muchas muestras de apoyo de parte de toda la ciudad, diferentes empresas y grupos sociales hicieron actividades de recaudación para ayudarnos también.

Tuvimos cinco meses intensos de construcción, aprendimos en la marcha mientras terminábamos tareas que nos encomendaban.

Hasta que en Mayo nos llegó el COVID y nos quitó la entrada de dinero y así tuvimos que parar la construcción.

Como aprendí a grabar y editar

El primer día que tuve una cámara, hice fotos y me di cuenta que era un inútil.

Al inicio pasaba 15 horas viendo tutoriales para aprender a editar vídeos, luego me propuse comprar una cámara y un ordenador para aprender a filmar y editar, pero todo estaba muy limitado, es decir, la cámara no tenía entrada de micrófono y no podía hacer ajustes manuales cuando grababa, el ordenador tenía la potencia muy limitada, recuerdo que no podía agregar efectos en los vídeos que editaba porque el programa se quedaba pegado, con lo cual perdía horas de trabajo en edición.

En la medida que pude conseguí una cámara de vídeo, esta si traía entrada para micrófono, me emocioné mucho porque al fin podía grabar entrevistas aunque no tenía micrófonos, duré tres meses ahorrando para comprar un micrófono, es entonces que mi ordenador dejó de funcionar, lo intenté reparar pero no hubo manera, amigos me prestaban sus ordenadores para editar pero con el tiempo limitado.

El internet con una velocidad de 100 kbps tampoco ayudaba, subir vídeos de 3 minutos en una calidad de 720p era un suplicio, solían dilatar 4 horas subiendo, eso si no se cancelaba la subida porque fallaba el internet.

También el paso del tiempo fue haciendo que el equipo que tenía se fuese dañando, entre ellos una cámara que logré comprar con un trabajo de vídeo que hice, una Nikon D5300 con entrada de micrófono y ajustes manuales que me permitían dar luz y color a las filmaciones que hacía, actualmente compre comprar un micrófono de pértiga con el cual, estamos grabando audio en las entrevistas que hacemos en el curso experimental en una zona rural y una cámara prestada.

Tengo claro que me falta equipo, un par de cámaras, tanto para trabajos que surjan y cursos en zonas rurales, una grabadora de audio, micrófonos de corbata, entre otras cosas.

Mi meta es formar una productora de vídeos donde los que conformen el equipo sean personas de diferentes comunidades, que puedan aprovechar este tipo de conocimientos y así fomentar el aprendizaje, la sociabilidad con personas de diferentes comunidades.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: